Desde el agua hasta la luz, pasando por la comida, el gas y muchos otros gastos diarios, es posible reducir gastos con pequeños gestos que además son más sostenibles para nuestro planeta.

Según Pordata , la tasa de ahorro de los hogares era del 14,8% en 1995 y, en 2019, del 7,2%.

¿Pero cómo ahorrar en casa? Te damos algunas ideas que puedes poner en práctica después de leer este artículo.

7 ideas para saber ahorrar en casa

A veces, gestionar un presupuesto familiar o incluso individual no es una tarea sencilla. Si no sabes cómo ahorrar hasta el más mínimo detalle, estás en la página correcta para descubrirlo.

Y recuerda: ahorrar no sólo ayuda a tu bolsillo, sino también al medio ambiente.

Controla tus ingresos

Para tener una idea de lo que gastas al día o al mes, anota todos los gastos que tienes (por ejemplo, puedes anotarlos por categorías: casa, coche,...) para poder definir prioridades: separa compras que son importantes de aquellas que se consideran gastos innecesarios.

Así sabrás cuáles son tus gastos fijos, cuál fue tu ahorro mensual en variables y en qué áreas puedes reducir aún más costos.

ahorrar en el agua

¿Sabías que durante una ducha de 5 minutos con el grifo abierto puedes consumir unos 60 litros? Este número lo da EPAL, que da algunos consejos para ahorrar agua, como optar por duchas rápidas cerrando el grifo mientras se enjabona.

Esta regla también se aplica al lavado de dientes: mientras te cepillas los dientes, puedes mantener el grifo cerrado.

Antes de ducharte, puedes utilizar el agua fría para regar tus plantas o incluso utilizarla para tirar de la cadena del inodoro. También puedes utilizar el agua del lavado de frutas y verduras para regar las plantas.

En este punto, el agua de lluvia también ayuda a regar, tirar de la cadena del inodoro e incluso planchar la ropa.

¡Puedes reducir la electricidad! ¿Como?

¿Cuántas veces sales de una habitación y te olvidas de apagar la luz? ¿O incluso dejar algunos dispositivos en espera? A veces esto sucede, pero apagar las luces de las habitaciones en las que no estás y los electrodomésticos que no estás usando en ese momento te ayuda a ahorrar dinero.

Cuando necesites comprar un electrodoméstico nuevo, elige electrodomésticos Clase A, lo que significa que son más eficientes energéticamente. Según el Diario Oficial de la Unión Europea , “el etiquetado energético permite a los clientes tomar decisiones informadas basadas en el consumo de energía de los productos relacionados con la energía”.

Además de los electrodomésticos, también puedes optar por bombillas económicas. Elegir ventanas o puertas con un buen aislamiento también reduce la necesidad de utilizar ventiladores en verano y calefactores en invierno.

Los paneles fotovoltaicos también son una opción para ahorrar electricidad: según el Portal de la Energía, estos materiales generan “electricidad gratuita y limpia durante el día, que cubrirá parte de tus necesidades energéticas dentro de la casa.

Al contar con esta fuente de electricidad extra, el consumo durante el día compensará la necesidad de utilizar energía de la red”. Además, es una forma de producir energía renovable.

¡Haz una lista de comidas!

Puedes hacer una lista de comidas semanal para que tengas una mejor idea de los productos que necesitarás para cocinar. Anota también las cantidades necesarias de cada producto según el número de comidas que vayas a realizar (por ejemplo: repollo - 2 cenas).

No olvides comprobar lo que ya tienes en casa antes de ir de compras. Así, cuando vas a una tienda de alimentación o supermercado, compras sólo lo que realmente necesitas (un consejo importante: compra al por mayor), ahorrando dinero, teniendo alimentos frescos en tu dieta diaria y evitando el desperdicio de alimentos.

PD: ¡Las promociones también ayudan en esta tarea!

Puedes llevar tus comidas en una lonchera tradicional al trabajo.

El hecho de llevar tu propia comida al trabajo evita tener que gastar dinero en ir a restaurantes o pastelerías (por supuesto, también es bueno ir y tener diferentes momentos en tu rutina) y te ayuda a tener una dieta más equilibrada. . .

Si eliges la lista de comidas incluso tienes una mejor idea de lo que comerás durante la semana.

Evite las compras impulsivas

Las listas son una buena opción para este tipo de situaciones ya que están elaboradas de forma reflexiva, racional y lógica. Antes de ir al supermercado o al centro comercial, presta atención a lo que realmente necesitas comprar y, ahí, intenta evitar los impulsos preguntándote “¿realmente necesito esto?”.

Establecer una cantidad mensual

¿Cuánto dinero te gustaría y podrías ahorrar al mes teniendo en cuenta tus ingresos? Si ya has pensado en un número, puedes transferirlo a principios de cada mes a tu cuenta de ahorros.

¿Por qué? Porque así puedes administrar más fácilmente tus cuentas con el dinero real que puedes gastar y no estás contando con lo que quieres ahorrar, porque en realidad esto ya está guardado en otra cuenta.

¿Y qué pasa con la limpieza?

Seguramente ya has comprado varios paños para limpiar, pero ¿alguna vez has pensado que puedes reutilizar prendas que ya no están en buen estado y hacer pequeños paños con el mismo fin?

Catarina Barreiros ayuda en este tema y revela “Recuerdo los miles de árboles que ayudé a salvar, los miles de litros de agua que no se desperdiciaron y la cantidad de ropa sin medicamentos que no ocupaba espacio en el vertedero”.

También debes aprovechar para lavar ropa y platos sólo cuando tengas suficiente para llenar las máquinas. En general, se debe priorizar el agua fría para la limpieza, ya sea de ropa o pisos. Los detergentes ecológicos EcoX son ideales para esta limpieza en frío y además son 100% biodegradables.

Después de lavar la ropa o los platos, evita los programas de secado: puedes dejar que se sequen al aire.

Las aplicaciones que te ayudan: ¿cómo ahorrar más?

Si no puedes tener una agenda totalmente organizada y prefieres tener algo digital que organice toda la información de forma más rápida, te damos algunas apps:

  • Amante del dinero
  • boonzi
  • Finanzas Toshl
  • Móviles
  • cuidado del dinero
  • tabla de dinero
  • Monificar
  • Situación fiscal

¿Has puesto ya en práctica alguna de estas ideas?

Autor: Daniela Matos