EcoXperience, una startup formada en 2016 por un grupo de químicos de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Coimbra (FCTUC), acaba de obtener una financiación de 700.000 euros del Programa PT2020 para desarrollar detergentes ecológicos a partir de aceites de cocina usados.

Esta financiación se destinará al desarrollo de One-N-Done, una cápsula 100 por ciento “verde” que convierte el aceite de cocina usado, un residuo altamente contaminante -1 litro de aceite contamina hasta un millón de litros de agua-, en diferentes detergentes ( lavado de pisos, limpiavidrios, jabón, lavavajillas, entre otros), de forma prácticamente automática y a bajo costo.

El proyecto, en el que participan una decena de investigadores del Departamento de Química del FCTUC, Tecnocanto y el grupo Sonae, prevé que esta cápsula esté en el mercado dentro de dos años, ya que EcoXperience ya ha creado una tecnología para transformar aceites usados ​​en agentes limpiadores a través de una proteína que funciona como biocatalizador....

Esta tecnología, en proceso de patentarse, utiliza una proteína que se encuentra en el cuerpo humano, producida por el páncreas para procesar las grasas ingeridas.

La fórmula desarrollada por EcoXperience, en colaboración con la Universidad de Coimbra, imita lo que sucede en el cuerpo humano, es decir, transforma los triglicéridos presentes en los aceites usados ​​en nuevos componentes.

Apoyada en la filosofía de la Economía Circular -una economía que tiene como premisa la transformación de residuos en productos innovadores-, EcoXperience pretende poner a disposición, tanto para el sector industrial como para el uso doméstico, “una cápsula idéntica a la que ponemos en la lavadora o en la vajilla, “rellenos” con todos los agentes necesarios para transformar el aceite usado y los ingredientes esenciales de los distintos productos de limpieza (perfumes, tintes, etc.). Así, valoramos los residuos y ofrecemos detergentes altamente ecológicos, sin productos químicos nocivos para el medio ambiente, como suele ocurrir con los detergentes actuales”, subrayan César Henriques y Filipe Antunes.

El objetivo es democratizar la forma en que las personas tienen acceso a los detergentes, permitiéndoles obtener productos de origen vegetal eficaces y respetuosos con el medio ambiente, ahorrando tiempo y dinero. Se estima que One-N-Done permite al usuario final ahorrar una media del 45% anual en detergentes.

Pensando en el mercado internacional, la Startup realiza un estudio de todos los tipos de aceites que se utilizan a nivel mundial “con el objetivo de encontrar una solución para cada zona geográfica del globo o incluso desarrollar una fórmula universal”, afirman sus responsables .

Fuente: Mundo Lusíada