La alimentación forma parte de nuestro día a día y, además de ser esencial para nuestra salud, tiene un impacto en nuestro planeta. ¿Cómo podemos tener una dieta sostenible ?

¿Qué es una alimentación saludable?

Una dieta saludable, según el SNS 24 , debe ser completa, variada y equilibrada para proporcionar la energía y el bienestar físico adecuados durante el día.

Como base de esta dieta, el SNS 24 recomienda “alimentos ricos en fibra como verduras, frutas, cereales y legumbres, vitaminas, sales minerales y bajos en grasas (…)”.

¿Qué pasa con las calorías que necesitamos por día? Los valores energéticos medios para adultos sanos oscilan entre 1800 y 2500.

¿Cuáles son los beneficios de tener una dieta saludable ?

Llevar una alimentación saludable aporta varios beneficios , no sólo físicos sino también psicológicos. Por eso, ten una dieta saludable:

  • Proporciona más energía para las actividades diarias;
  • Previene enfermedades infecciosas, ya que mejora la función del sistema inmunológico;
  • Reduce la posibilidad de enfermedades como enfermedades cardíacas y diabetes;
  • Promueve el crecimiento y la renovación de los tejidos;
  • Mejora la concentración, permitiendo el correcto funcionamiento de la memoria y del sistema nervioso;
  • Previene el envejecimiento prematuro;
  • Mejora la calidad del sueño, ya que algunos alimentos aumentan la producción de melatonina.

¿Por qué tener una dieta sostenible ?

¿Sabías que la producción de alimentos es responsable de alrededor del 26% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero? ¿Y que el 70% del agua potable se utiliza para la agricultura?

Gráfico que muestra los impactos ambientales de los alimentos.

Fuente: Nuestro mundo en datos

De esta forma, a través de un cambio en la alimentación es posible combatir el cambio climático.

¿Cómo tener una dieta sostenible?

La alimentación también forma parte de una de las formas de tener un estilo de vida más sostenible . Pero ¿qué podemos definir como alimentación sostenible?

Una dieta saludable y sostenible, según la FAO - Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se refiere a un patrón dietético que promueve la salud y el bienestar, tiene un bajo impacto ambiental, es accesible y seguro.

Los objetivos de una alimentación sana y sostenible son el desarrollo de cada persona y su bienestar físico, psicológico y social; prevenir la desnutrición y preservar la biodiversidad y la salud de nuestro planeta (FAO, 201H9).

Pasos a seguir hacia una alimentación sostenible y saludable

Según la FAO, la población en 2050 superará los 9 mil millones, lo que significa que será necesario producir un 60% más de alimentos. Para reducir el impacto que tenemos en los alimentos podemos optar por:

  • Consumir productos de temporada y de producción local;
  • Combatir el desperdicio de alimentos;
  • Reducir el consumo de productos envasados;
  • Tener una dieta orgánica;
  • Reducir el consumo de alimentos de origen animal.

Para ayudarte, existen algunas marcas que tienen en cuenta esta cuestión y producen alimentos de una forma más sostenible. Joana Moreira desvela aquí cuáles son.